ATLANTIS

Cuando cierro los ojos no puedo dejar de verme. De verme en una cala que parece tener varias fugas.

Una de ellas es una puerta con jambas de roca. Agujero bello, pero fiero y cruel.

Otra parece fácil, pero no lo es tanto. Tiene un gran estanque y no da gusto tocarlo.

Escapes que ahuyentan los pesares. Que cambian lo que más temo por una inmensidad. Por algo que existe pero que no tiene forma.

Agua. Salada.

La elegida, a catorce metros  de altura. A coger dos veces aire en un sollozo que ahoga el suelo y que sumerge en el viento…

No necesito nada más, y yo tampoco. No volveré jamás a ese espacio en ese tiempo ni en ese cuerpo. Arrastraré conmigo otros pesares, otro viento.

Anuncios

Acerca de artencion

Blog sobre disciplinas relacionadas con arte y algo más
Esta entrada fue publicada en FOTOGRAFÍA, INICIO, LITERATURA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s